¿Qué es Alimento Vivo?


Alimento Vivo

Alimento Vivo

Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina sea tu alimento”

Hipócrates

Empecemos por recordar que Alimento es mucho más que comida: nos alimenta el aire que respiramos, el agua que bebemos, el sol y su luz que nos calienta, las personas y las relaciones que tenemos, las sonrisas, el arte…¡la comida es solamente la punta del iceberg! Alimento Vivo son todas aquellas decisiones diarias que nos permiten ir a las verdaderas fuentes para nutrirnos, las más simples, las más puras, llenas de Energía Vital.

Ahora cuando pensamos en comida, buscamos antes que nada Energía Vital, la Vitalidad de los alimentos, el combustible

no material que sustenta nuestra vida y la vida en todo el Universo y no solamente en materia. Siguiendo esta línea de Promoción de la Salud, la Culinaria Viva entonces, se basa en 5 elementos:

Semillas germinadas: existen más de 50 semillas comestibles, desde las más simples y rápidas hasta las más caras. Podemos germinar y comer crudas lentejas, cebada, arroz integral, almendras, marañón, trigo y muchas más.

Brotes comestibles: algunas semillas podemos plantarlas para que se desarrollen un poco más y aprovechar su tamañano más grande y deliciosos sabor como el girasol, las lentejas, la linaza y la chía.

Ingredientes frescos y crudos:
máximo a 42ºC, comer crudo no es comer frío, es usar temperaturas que no quemarían mi propia piel para manipular mis alimentos, y así conservar toda su energía, nutrientes y vitalidad.

Alimentos fermentados: usando técnicas simples conservamos preparaciones por hasta 4 meses, las cargamos de contenido nutricional que antes no estaba ahí así como probióticos, indispensables para un sistema inmunológico y digestivo sanos. Además de deliciosos sabores: quesos vegetales, yogurt vegetal y bebidas gasificadas naturalmente.

Alimentos deshidratados:
usamos el sol, el horno o un deshidratador para conservar nuestras preparaciones sin químicos y potenciar sus sabores naturales. Podemos hacer galletas, panes, tortillas, frutas saborizadas y más que siguen estando crudas y llenas de vitalidad.

 

Utilizando estos 5 elementos podemos crear infinitas y deliciosas variaciones, imitando la culinaria convencional: platos fuertes, postres, desayunos, meriendas, batidos, ensaladas diferentes, panes, patés, quesos, yogurt, conservas y mucho más todo SIN azucar, harina, soya, refinados, productos animales ni químicos.

Alimentarse con Alimento Vivo y Energía Vital es más que una dieta, es un camino, una forma de vida y sobre todo es un gran experimento que no termina. Un plato colorido y con buenas proporciones es lo que necesitamos para sentirnos bien y favorecer el bienestar y la salud de nuestros cuerpos.


 

 

 

 

 

 

 

 

Share Button

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *