¿Por qué incluir Alimentación Viva a nuestros platos?


Estamos vivos, queremos vivir y que la vida abunde a nuestro alrededor ¡entonces busquemos esa vida en elementos vivos! Cuando activamos las semillas a procesos de germinación ellas:

Se cargan de Energía Vital cuando los pequeños seres plantas despiertan al inicio de su vida, rebosando en vitalidad, ganas de vivir y recursos para vivir los cuales absorvemos en forma de alimento.

Se activan a nivel de nutrientes, ya que todos los recursos deben estar disponibles para el pequeño bebé que acaba de despertar, por lo que las semillas germinadas pueden ser hasta 400% más nutritivas de lo que son secas o tostadas

Se hacen más digeribles ya que se convierten en “comidita para bebé”, simpleficándose al máximo y facilitando su digestión, como es el caso de las grasas que se transforman en colesterol bueno

Crecen en tamaño y se multiplican, con lo que puede ser verdaderamente económico


Además el Alimento Vivo reune 4 grandes factores protectores, verdaderos pilares para la salud:

Es alcalinizante. Nuestro pH debe ser alcalino así como nuestra temperatura debe rondar los 37°, por lo que todo lo que entendemos como SALUD reina en un cuerpo alcalino, mientras que todo lo que entendemos como enfermedad impera en un cuerpo ácido. Al eliminar refinados y procesados e incluir abundantes elementos frescos y crudos nos mantenemos dentro del rango seguro de acidez/alcalinidad.

Cargado de enzimas. Las enzimas son los trabajadores del cuerpo, se encargan de limpieza, regeneración, crecimiento, digestión y bienestar general. Podemos ahorrarle mucho trabajo a nuestros cuerpos aprovechando las enzimas presentes en los alimentos frescos y crudos, así gran parte de la energía consumida diariamente en la producción de enzimas no será solo para digerir la comida que salió de una lata o un paquete, y sí para el mantenimiento básico del cuerpo

Abundantes probióticos. ¡Las bacterias son amigas! Nuestro cuerpo está habitado por infinitas bacterias amigas llamadas probióticos con importantes funciones digestivas, metabólicas e inmunológicas, ya que ellas se encargan de manetener a aquellas bacterias enemigas que nos enferman bajo control; consumir elementos crudos y cultivos probióticos caseros (como rejuvelac, kéfir, kombucha, conservas en sal marina y queso y yogurt vegetal) es una forma de mantener una población densa y sana de esas bacterias benéficas.

Desintoxicante. Así como un auto requiere mantenimiento y limpieza de filtros nosotros también; por todo lo anterior el Alimento Vivo promueve la desintoxicación natural diaria de nuestro cuerpo ya que si no hay necesidad de producir tantas enzimas digestivas el metabolismo empieza a “limpiar” y “ordenar”. Cada vez que comemos alimentos crudos o fermentados le damos a nuestro cuerpo al ambiente propicio para que sus procesos diarios de desintoxicación funcionen de la mejor manera.


Incluir germinados, brotes e ingredientes frescos y crudos en su plato es una herramienta de Promoción de la Salud, indiferentemente de la alimentación que predomine en su vida. Alimentación Viva es parta todos los seres humanos que buscan mejorar y mantener su salud, indiferentemente de que escoja ser vegetariano, vegano, carnívoro, omnívoro o cualquier cosa en medio.

 

 

Share Button

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *